El “Brainspotting” es un método neurológico reconocido y sólido para eliminar bloqueos, tratar factores de estrés y desarrollar el potencial del paciente, a quien se ayuda a superar herencias negativas del pasado, recuperarse de los efectos de accidentes (deportivos, de tráfico, domésticos, etc.) o de cualquier tipo de experiencia traumática.
En la actualidad, el método terapéutico ha evolucionado y su uso está ampliamente extendido. El “Brainspotting” consiste en una especie de “activación” de las cargas ancladas en nuestro cerebro, de los pesos que nos lastran, a través de la fijación visual en un punto (“brainspot”) y en su “reexperimentación” como medio de superarlos.
   Esta “activación” se realiza de forma muy sutil y delicada, y siempre con la presencia del terapeuta. A menudo puede ser profundamente emocional, pero una vez que consigue “disolver” esa carga, el paciente siente un alivio que describe como “extremadamente agradable”.
Abajo encontrarán algunos enlaces a documentación sobre el funcionamiento neurológico de esta terapia.
 
Personalmente, a menudo suelo comparar, de manera simbólica, la terapia del “Brainspotting” con este cuento de los hermanos Grimm:
 
                   “Había una vez una princesa que estaba jugando con su pelota de oro. La pelota cayó en un poz profundo. Ella lloraba amargamente cuando, de repente, surgió de las profundidades un sapo feo. Este le propuso un trato: el sapo iría a buscar su pelota y se la devolvería, si ella le trataba con cariño o prometía llevarlo a todas partes como compañero de juegos. La princesa respondió afirmativamente y el sapo le trajo la pelota de oro. Rebosante de alegría, corrió de vuelta a casa, olvidando completamente su promesa. La princesa cenó con su familia y, al acabar, apareció el sapo. 
La princesa se ​​asustó y le contó a su padre lo que había ocurrido. Este le aconsejó que lo tratara con cariño y respeto, cosa que aceptó, a regañadientes por el asco que le daba. Una vez solos en el cuarto de juegos de la princesa, el sapo, sintiéndose aceptado por primera vez desde su encantamiento (en algunas versiones es besado, en otras lanzado contra la pared…) se transformó de nuevo en un príncipe, y los dos vivieron felices para siempre”.
 
Si comparo este cuento clásico con el “Brainspotting” es porque la princesa acaba decidiéndose a afrontar lo que le desagrada, siguiendo los consejos de su padre, y al final será precisamente aquello que tan desagradable le parecía lo que la hará feliz. Así veo yo a mis pacientes una vez que logran “reactivar”, aceptar los lastres del pasado y transformarlos en algo positivo en sus vidas. Mi actitud, como terapeuta, es la del padre: reforzar, apoyar, simplemente estar presente.
A pesar de ser un método aún reciente, tanto mis pacientes como yo misma como terapeuta estamos realmente satisfechos con su eficacia. En la actualidad ya no se usa exclusivamente en la terapia del trauma, sino también en otras disciplinas, como la psicología deportiva (con un gran número de deportistas y equipos de fútbol conocidos), en el arte, con actores, músicos, etc., en la economía, y con cualquier persona que sufra de diferentes factores de estrés (bloqueos, pánicos, insomnio, etc.).
El éxito y la propagación del método hablan por sí mismos, un método cuya eficacia reside en ofrecer al paciente la posibilidad de “acceder” a sus problemas concretos y resolverlos o, al menos, convertirlos en una parte aceptada de su propia personalidad. La asimilación de traumas recurrentes y bien anclados pasa por incorporarlos progresivamente a la propia personalidad, transformando una experiencia negativa en parte de una vida positiva.
 
 

Mas Información en las siguientes paginas:

 

 

Espanol:  http://www.aleces.com/brainspotting

                http://www.brainspottingiberoamerica.com

Facebook:  Brainspotting Paraguay

Englisch:   https://brainspotting.pro/

 

 

Brainspotting, Terapia de experiencia traumática:

made by: Mag. Monika Baumann; monika.baumann7@gmail.com

  • google-plus-square
  • Twitter Square
  • facebook-square